¿Eres una víctima de los acontecimientos?

model-2373407__340

¿Alguna vez te has sentido víctima de las circunstancias? ¿Has creído que estabas a merced de los acontecimientos y que no podías hacer nada para cambiar una situación?

Yo sí.

El otro día leía en un foro a una persona que sentía que no era justo que, mientras que las personas que la habían hecho la vida imposible de pequeña, ocasionándole un montón de traumas, eran felices, ella seguía haciendo terapia y no podía ser feliz.

Entonces me di cuenta de lo tentador que es ocupar el papel de víctima. Y vaya por delante que entiendo lo que esta persona decía y que no dudo de que la situación de acoso que había vivido en su infancia le ha dejado secuelas difíciles de superar. Pero, ¿qué resolvemos desde ese papel de ‘por culpa de lo que me hicieron ahora soy así’? Nada.

Por culpa de lo que te hicieron, ahora eres así. Perfecto. ¿Y cómo quieres ser? ¿Quieres ser de otra forma? Pues adelante!! ¿Qué necesitas para ser de otra forma? ¿Qué quieres cambiar de cara al futuro? ¿Qué puedes aprender de lo que sufriste y cómo puedes utilizarlo en tu favor para lograr ser esa persona que quieres ser?

¿Para qué te sirve seguir lamiéndote las heridas y pensar en lo malos que fueron los demás, o en lo injusto que es tener esa enfermedad, o en el error que fue tomar aquella decisión?

Las cosas que pasaron, pasaron, y solo queda una cosa que hacer con ellas: ACEPTACIÓN.

Aceptar es muy diferente a resignarse. Aceptar significa no pelearse con la realidad. Significa hacerte responsable de tu vida y de tu futuro y coger lo que la vida te ha dado, y con ello, construir algo que te guste y con lo que te sientas satisfecho. Aceptar significa que cuando algo no te gusta, puedes hacer todo lo posible por cambiarlo o puedes decidir que no merece la pena el esfuerzo y dejas de poner el foco en eso que no te gusta.

Porque cuando te crees víctima de las circunstancias, se apodera de ti una enorme sensación de indefensión, de no poder hacer nada, y eso te conducirá a un bucle de negativismo y a un estado de parálisis. Y desde ahí, no podrás acceder a una solución válida.

Dijo Víctor Frankl que “Todo puede serle arrebatado a un hombre, menos la última de las libertades humanas: el elegir su actitud en una serie dada de circunstancias, de elegir su propio camino. ¿No podemos cambiar la situación? Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”.

Víctor Frankl fue un psiquiatra que pasó tres años en campos de concentración, donde perdió a sus padres y a su mujer. Escribió un más que recomendable libro, “El hombre en busca de sentido”, en el que reflexiona sobre qué hace que las personas puedan superar situaciones insoportables y concluye que, siempre que haya un propósito, siempre que haya una ilusión, algo que nos motive y nos haga seguir adelante, podremos afrontar las situaciones, porque ese sufrimiento tendrá un sentido.

¿Hay algún acontecimiento de tu pasado que sigue generándote sufrimiento y que no puedes sacar de tu cabeza? ¿Algo que sea motivo de sufrimiento y que no esté en tu mano cambiar? Te invito a que, de la manera más objetiva posible, intentando apartar las emociones, analices la situación e intentes extraer algún aprendizaje para el futuro; algo que te proporcione más herramientas, más confianza, más recursos y que dejes ir esa experiencia que ya pertenece al pasado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s