Gente introvertida

man-2071748__340

¿Alguna vez te has sentido un bicho raro por ser la primera persona en irse de una fiesta? ¿Has creído que tenías un problema por preferir quedarte en casa un sábado por la noche, leyendo, dándote un baño o meditando, en lugar de salir de cena con tus amigos? ¿Tienes incrustada en tu cerebro la pregunta ‘¿Te pasa algo? Es que como no hablas’?

Yo sí.

Vale, don’t panic, puede que solo sea que eres una persona introvertida.

Personas introvertidas, que no tímidas, que no insociables, que no raritas.

Y es que parece ser que los seres humanos ocupamos un espacio en el continuo introversión – extraversión, y nuestra posición en dicho espacio está muy relacionada con la forma en que recargamos pilas y, según Susan Cain, también será determinante para la elección de amigos y compañeros, cómo resolvemos diferencias y mostramos nuestro afecto, si hacemos deporte o no, si aprendemos o no de nuestros errores, si estamos dotados para dirigir a un grupo de gente, etc.

Según Jung, los introvertidos se sienten cautivados por el mundo interior del pensamiento y los sentimientos, mientras los extravertidos, se interesan más por la vida exterior poblada de personas y actividades.

Los introvertidos se centran en el significado que otorgan a los acontecimientos que se desenvuelven a su alrededor y recargan pilas cuando están en soledad.

Las personas introvertidas son las que necesitan mucho tiempo de silencio, tranquilidad y reflexión. Son personas que disfrutan del tiempo a solas y se sienten más felices en su propio mundo interior. Toman decisiones más reflexionadas y les gusta la contemplación.

Trabajan de forma más lenta y tienen buena capacidad de concentración, sobre todo si lo hacen en una sola tarea. Son más autocríticas y realistas en sus autoevaluaciones. Rechazan el conflicto y suelen preferir pasar inadvertidas.

Suelen ser buenas observadoras que miran antes de saltar y limitan sorpresas e imprevistos. Revelan poco de su vida privada.

Se sienten bien con estímulos menores como tomar algo con un amigo íntimo, resolver un crucigrama o leer.

Las personas introvertidas pueden tener bien desarrolladas las habilidades sociales y disfrutan de fiestas y reuniones de trabajo, aunque tras un rato, no pueden evitar pensar en lo a gusto que se está en casa. Prefieren dedicar su energía a los amigos más íntimos. Escuchan más que hablan, piensan antes de hablar y se expresan mejor por escrito que en una conversación. Les horrorizan las charlas intrascendentes y les encantan los diálogos reflexivos.

Y si tienes sudores fríos cada vez que suena el teléfono… bienvenid@ al club.

Bueno, ¿qué te parece? ¿Te identificas con los aspectos que definen a las personas introvertidas? ¿Te has dado cuenta de algo en lo que no habías caído hasta ahora? ¿Y qué piensas hacer con ello?

Fuentes de información: jesusgonzalezfonseca.blogspot.com.es, El poder de los introvertidos. Susan Cain
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s